viernes, 7 de octubre de 2016

#VDLN Ay, este azul - Philippe Jaroussky

Por Qamar

¿Mi color? El azul, pero no todos los azules. Dentro de sus más de ciento diez tonos de su atemporalidad, me quedo con ese que tira a violeta, como la fantasía; ese que tira a celeste por su espiritualidad, eternidad y divinidad.

En la mayoría de las religiones tanto paganas como no, el azul está orientado a los dioses y diosas “buenos” ya que azul es el lugar en el que están. Tal vez por ello, el azul se ha identificado a lo largo del tiempo para representar aquello que deseamos que perdure eternamente, para siempre…

Dicen del azul que es amable, simpático e inspirador de confianza, que es fantasioso, creativo como su primo el morado. Pero también, en ocasiones, se rebela, y se vuelve frío, pasivo, algo ingenuo e iluso…

Por cierto, para los amantes de las curiosidades, y el azul tiene unas cuantas, existe el azul ultramarino o de ultramar, considerado el color más caro de todos los tiempos. Así que si te gusta y te sobran unos cuantos euros, puedes adquirir un kilo de azul “del otro lado del mar” por unos trece mil euros…

 Parbleu!
J’en reste bleu!

Además, existe la luna azul, mágica donde las halla y maestra de hechizos y sortilegios, algo maga… Hay que tener cuidado cuando la miras. Su nombre es Qamar y si no, preguntárselo a Ratón que por mirarla se quedó azul. Y ya no tiene remedio…

Y como maravilloso es el azul, maravillosa es la canción Ay, este azul que te muestro. La canción es de Pancho Cabral y está interpretada por Philippe Jaroussky.

Espero que la disfrutes...


Por cierto, ¿cuál es tu color favorito?



Si te ha gustado la canción, compártela en las redes.